11 de agosto de 2010

Una de las madres mas antiguas de nuestro mundo


Pues sí ... esta madre tan protectora es el "Escorpius flavicaudis". Su apariencia asusta pero es inofensiva, y tierna con sus bebes salvo alguna excepción. Esta especie vive en la Península Ibérica pero el género tiene representantes en toda Europa.

Como mucho llega a medir 35 o 45 mm. y acostumbra a vivir debajo de las piedras y en algunas paredes de piedra que se encuentran en las casas de campo.

A este género le gustan los lugares con cierta humedad y bosques despejados con hojarasca, al contrario del género Buthus, escorpión amarillento, bastante mas peligroso y a quien le encantan los lugares secos y pedregosos.

Nunca entenderé porque la evolución ha permitido a algunos animales cuidar a sus crías y sin embargo otros las tienen que abandonar antes de conocerlas, bueno....... de todos modos el fin es el mismo....

A lo que iba, estos bichitos, los escorpiones, nacen a partir de unas semanas después de la fecundación (no se cuantas pero no creo que sean muchas) y una vez desarrollados los embriones, aparecen estas pequeñas crías que ni cortas ni perezosas se suben al lomo de su tierna mamacita, alimentándose y cambiando las primeras mudas bajo su atenta y dulce mirada.

Los hijitos como podéis observar, conviven sin problemas, jugando y mirando con esos ojitos atrofiados que apenas sirven y prácticamente no utiliza a causa de su habito de salir siempre de noche. Se guían prácticamente por el tacto utilizando unos sensibles órganos sensoriales para orientarse y poder cazar sus presas.
De sus amores y relaciones sexuales poco puedo contar porque a duras penas entiendo las mías... pero haciendo un poco de etólogo y limitándome a explicar lo que pude deducir de su observación e intentando ser objetivo y sin interpretaciones gratuitas. Os podría decir que en principio parece que los machos se acercan a las hembras con la cola bien derecha... así como para hacerse notar y no pasar desapercibido... las hembras aparentemente dóciles se dejan coger las pinzas "las manitas" por el macho y comienzan a danzar los dos frente a frente cogidos de las manos, una danza que recuerda el "Sirtaki".

En el momento álgido de la danza el macho llega a una situación de trance tal... que deja su esperma en el suelo o se le cae, no se, y arrastra a la hembra hacia él y ella a su vez lo recoge introduciéndoselo en su cuerpo... y así perpetuar la especie. No poseo fotografías de estos momentos porque delante de tanta pasión, me emocione y preferi respetar su intimidad.

El macho una vez finalizada la danza y recuperado de esta locura temporal, se larga y si te he visto no me acuerdo... En algunas ocasiones, el macho, no se si por seguir enamorado o por ser corto de luces se entretiene mas de lo acostumbrado y entonces la hembra ni corta ni perezosa, se lo merienda, tampoco sé, sí la hembra delante de tantas atenciones y galantería se ofende y se le cruzan los cables... sabiendo por experiencia que los machos son todos iguales y siempre buscan lo mismo; a lo peor este quiere repetir, puede pensar. Así que no duda en preparar la despensa de sus hijos a costa de su padre... en el fondo tendría que estar orgulloso... pensara ella...

Vaya quería limitarme a observar simplemente pero sin darme cuenta he vuelto a interpretar los hechos y posiblemente he dejado olvidada mi objetividad... me enmendare para la próxima vez.

Lo que si me hace pensar es que a pesar de las vueltas, cambios y evoluciones que hemos sufrido todos, a lo largo de millones de años (el escorpión, muchos mas, pues es de los bichos mas antiguos de la Tierra) todavía hoy y afortunadamente, la gran mayoría de seres vivos de una manera u otra tienen que seguir apareándose para seguir perpetuando su especie, ignoro si con amor y placer o sin nada de todo eso, pero lo que si esta claro ,es que la atracción existe y por ella ... se vive y se muere.
 
Fotografías y Texto de: Franki
Publicado el 29-08-2007 en imaginephotographers por el mismo autor

19 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

impresionantes fotografías
e interesante artículo

sabes mi madre era de ese signo...escorpión
sin duda hay mucho de la esencia natural en ese apego y cuidado con la prole

besitos de luz
ten una excelente semana

Lydia dijo...

Ay, dios mio, dios mio, que miedo. Son, estos animalitos, horrorosos. Mira que hago un esfuerzo en acceptar la presencia de los insectos pero lo unico que acepto sin miedo son las arañas, que no son insectos. Vale, me encantan los grillos. Pero este es escalofriante. Te imaginas si en vez de medir lo que mide mediría dos metros? Sería el final del mundo. Horrible!

Me han gustado mucho tus comentarios, tu sentido del humor, tu pasión. Si veo algun bichito de estos lo cogo (con guantes, mascara, pinzas, y botas de construcción) y te lo envio por correo. Veo que te gustan tanto...

Un abrazo,

Moony-A media luz dijo...

Y, menos mal que se sigue con el rito del apareo.
Se vive, se muere, y hasta se hacen tonterías como ese macho que se queda cerca y zás, a la olla. Pero es la vida que cruje en las entrañas, la necesidad de, por una vez, ser más que un individuo. Y si se hace danzando, miel sobre hojuelas.

Me gusta observar a los animales. Mucho. A todos los animales, incluidos esos que se creen tan más, que ya no ven más allá de sus narices.

Un beso grande.

V dijo...

Ostras qué forma más cachonda de hablar de la reproducción de los escorpiones, Franki... jajajajajaja Hombreeee, el macho sale cagando leches precisamente porque sabrá que si no, la parienta se lo merienda jajajajajaj fijo fijo además XD!!!

El Buthus occitanus es el típico que me cae a mí en la prueba de visu de la oposición (porque es el que más abunda por estos lugares, imagino). A este otro no lo conocía :o (en zoología estoy algo pez :S es que yo soy de fisiología y bio celular más bien :/ de siempre, en finx). Pero me parece de lo más interesante, y contado tal cual, ni te cuen :D :D :D!!! qué bueno el post... :P

Te presento a otro artrópodo la mar de curioso y por si no lo conocías. Ahí va el Limulus polyphemus (o cangrejo cacerola, así de andar por casa). Es curiosísimo este bicho. (Ahí va la parte dorsal, aquí la ventral). Ni me preguntes cómo se reproducen... jajajaja porque ni idea, vaya. Pero como use el pincho que tiene (que se llama telson, así, por ser más científica y eso XD!!!) tela, porque eso está más tieso que la mojama, y pincha una cosa mala (en la uni teníamos un ejemplar para las prácticas de zoología, en formol). En realidad todos tienen los suyo, pero este es raro por escaso. Fíjate, en japón está en peligro de extinción si mal no recuerdo, porque con el caparazón hacen unos polvos o no sé qué, que dicen ser afrodisíacos. Otra barbaridad más, como la de la bilis de los osos en Asia y tantas otras, en fin... :/ Muchos lo califican de fósil viviente -no sin razón-. Igual que al Ginkgo Biloba y eso.

Maravillosa Naturaleza... :):):)

Ya digo siempre, a mí no ha de dejar de asombrarme... y veo que a ti tampoco. Ése asombro lo compartimos pues :)

Muchos muchos besotes, encanto, y a cuidarse un montonazo :D

V dijo...

(por cierto, ahora que leí a elisa de pasada, yo también soy escorpio, así que si algún día tengo hijos -cosa que no puedo saber, pero sí dudar... bastante porque yo la llamada de la selva como que no-, le diré al padre que migre, que lo mismo termina en el cocido... juas... XD XD!!!)

Más besoteeeees :):)!!! Oh, y buen veranito, que desaparezco unos días :-)

Tony dijo...

¡Órale!
Ahora comienzo a comprender no se cuantas cosas...

Patricia 333 dijo...

Franki muy interesante ....Da miedo de solo verlo pero tu al describirlo haces que uno sienta admiracion por ellos

Un abrazo querido amigo :)

Selma dijo...

Divertido, con toques muy equiparables a nuestra especie , pues sí! ;) e instructivo..

Gràcies Franki i un petonet.

Franziska dijo...

La gracia con que cuentas la historia es esencial para hacer ameno un relato que ya tiende a poner los pelos de punta por la mala fama que tiene el bichejo ese.

Comemos lo que más nos gusta ¿no? Yo creo que eso le pasa a la hembra que lo quiere para siempre (eso nos pasa a las hembras de nuestra especie también os queremos para siempre: esa es otra manera de devorar ¡no?). Muy bueno.
Un abrazo.

elisa...lichazul dijo...

muchas gracias kranki por cada una de tus huellas
sos un Sol de buenas energías

un besito de luz

María dijo...

Ayssss pero qué bichitos, si no soy capaz de leer nada, si es que la vista se me vá a las imágenes, si es parece que los tengo en la pantalla del ordenador jajajaja.

Un saludo.

Miguel Schweiz dijo...

Jo Franki, hasta ahora no había observado con detenimiento al escorpión. Todo su mundo es fascinante; te digo que contigo o se aprende o se aprende, eh. Mejor contado imposible y las fotografías de lujo. Absolutamente fantásticas.

No sé si serás etólogo, pero lo llevas en la sangre...

Un fuerte abrazo

Araceli dijo...

Interesante relato. Mientras lo estaba leyendo se me hacía inevitable hacer un paralelismo con la propia existencia humana. Tal como insinuas... és lo que hay! Quizá con la diferencia que de vez en cuando las musas no enseñan una infinitésima parte del lenguaje de los dioses con el que vanamente nos sentimos superiores. Bendita ignorancia. Todo ayuda a vivir.

bellota_b dijo...

Urgueteando llegué a tu blog y me gustó aprender un poquito mas.

cariñuss desde Chile!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Si que impresiona..
hay fotos que me ha costado verla..jejeje.
Es fascinante.
si.
abrazos,

Elsa dijo...

La verdad es que es un animalito que me da un poco de repelús, aunque tu artículo, muy interesante, me ha hecho mirarlo con otros ojos .

Gracias por tu visita.
Un saludo

fgiucich dijo...

Nunca es tarde para seguir aprendiendo. Gracias por la información. Abrazos.

claudia dijo...

con tu permiso....: AAAAAAJAJAJJAJAAJAJAJAJAJAJJAJAAA
jajajajaj, bueno bueno
no se si exageré con las risotadas, pero posta q me rei mucho.,..de verdad!
bueno, yo tambien soy escorpio, pero no me he comido a nadie todavia, eso si, a algunos los perseguiria con pinzas, tijeras , palazos, jaajjaaj, jurote franki ajajajaj
si si, somos madres dedicadas, pero creo q a veces a mi hijo me lo comeria en un sandwich no por lo bonito sino por los enojos q me provoca, asi q aca se me mezclan un poco los modos de ser de esa bonita madre escorpiona q nos presentaste

ajajaj todavia me rio al pensar de tu modo de explicar todo, simplemente maravilloso :)
te mando un suppperrrrr abrazoteeeeee rompecostiyas!! jaajja
besos :)
clau

Lola Mariné dijo...

¡Aggg!¡Que asquito de bichejos...!
Pero en fin, todos son hijos de la naturaleza.
Muy buenas las fotos...demasiado.
Saludos.